Cómo saber si un sitio web es falso

sitio web falso

Comprar en un sitio web falso puede provocar el robo de tu información personal o financiera, o que tu dispositivo se infecte con un virus o un programa malicioso.

Saber detectar las banderas rojas es crucial y muy sencillo una vez que se sabe qué buscar. A continuación encontrarás algunos consejos, trucos y herramientas para comprobar la legitimidad de un sitio web.

sitio web falso

Tabla de Contenidos

Paso 1: Presta atención a la barra de direcciones

Lo primero que debes buscar en un sitio web es el https:// al principio de la dirección. La S de https:// significa seguro e indica que el sitio web utiliza la encriptación para transferir datos, protegiéndolos de los hackers.

Si un sitio web utiliza http:// (sin S), eso no garantiza que sea una estafa, pero es algo a lo que hay que prestar atención. Para estar seguro, nunca debes introducir información personal en un sitio que empiece por http://.

Algunos navegadores de Internet, como Google Chrome, se encargan de advertirte sobre los sitios web no seguros. Cuando un sitio es seguro, puedes ver un pequeño candado junto a la dirección web, o la dirección puede estar resaltada en verde.

También puedes observar el nombre del dominio junto al candado antes de la dirección https://. Eso significa que el sitio web tiene uno de los niveles más altos de encriptación y es de confianza.

Algunos navegadores resaltan las direcciones web no seguras en rojo o simplemente dicen «No es seguro».

Si no estás seguro, puedes hacer clic en el candado o en el aviso «No es seguro» para ver más detalles sobre la seguridad del sitio web.

También puedes comprobar un sitio a través de la búsqueda de sitios seguros de Google. La presencia de https:// no garantiza la seguridad, pero es un buen punto de partida.

Paso 2: Comprueba el nombre de dominio

Un truco favorito de los estafadores es crear sitios web con direcciones que imitan las de grandes marcas o empresas, como G00gle.com o Amaz0n.net.

Los estafadores cuentan con que pases por alto la dirección y el nombre de dominio, por lo que siempre merece la pena volver a comprobar la barra de direcciones si se le redirige a un sitio web desde otra página.

Comando internet

Paso 3: Buscar la edad del dominio

Los estafadores saben que durante las fiestas hay más gente que compra por Internet de lo habitual, por lo que crean sitios web de apariencia real muy rápidamente en esas fechas.

Al comprobar la edad del dominio, puedes ver cuánto tiempo lleva el sitio web en el negocio, dándote una mejor idea de su veracidad.

Paso 4: Vigilar la mala gramática y la ortografía

Un exceso de errores ortográficos, de puntuación, de uso de mayúsculas y de gramática podría indicar que un sitio web se creó rápidamente.

Las empresas con sitios web legítimos pueden tener ciertamente algún error tipográfico ocasional, pero siguen esforzándose por presentar un sitio web profesional. Si un sitio web escribe en mayúsculas cada dos palabras o tiene muchas frases y puntuación extrañas, echa un vistazo más de cerca.

Paso 5: Busca información de contacto fiable

Busca varias formas de contactar con la empresa (teléfono, correo electrónico, chat en directo, dirección física) y pruébalas.

¿Contesta alguien al teléfono? ¿Recibes un mensaje de voz genérico pregrabado o un formulario de correo electrónico? Si el único método de contacto es un formulario de correo electrónico en línea, procede con precaución.

Paso 6: Utilizar sólo opciones de pago seguras

Los sitios web de compras deben ofrecer opciones de pago estándar, como tarjetas de crédito o PayPal.

Si un sitio web te exige que utilices una transferencia bancaria, un giro postal o cualquier otra forma de pago no segura (y no reembolsable), lo mejor es que te alejes, aunque el resto del sitio web parezca legítimo.

Paso 7: Aléjate de las ofertas que son demasiado buenas para ser verdad

A veces, los minoristas hacen grandes descuentos en productos antiguos para descargar el exceso de mercancía o hacer sitio para los nuevos productos, pero si encuentras un sitio que tiene el último modelo de iPad con un 80% de descuento, es muy probable que nunca veas los productos que has comprado.

Paso 8: Ejecutar un análisis de virus

Una inundación de anuncios o ventanas emergentes puede indicar que un sitio no es seguro. Los anuncios en sí mismos no son una indicación de un problema, pero si hay más anuncios que contenido o si tienes que hacer clic en varios anuncios para ser redirigido al sitio web, tienes motivos para sospechar.

Hay varios recursos gratuitos que te permiten hacer un rápido escaneo en busca de virus, phishing, malware y sitios de estafa conocidos:

La mejor manera de protegerte contra los sitios web maliciosos es instalar un software antivirus en todos tus dispositivos y mantenerlo actualizado.

Paso 9: Investiga de antemano

Una rápida búsqueda en línea de las reseñas de un sitio web te dirá mucho. Puedes investigar la reputación del vendedor a través de sitios de reseñas oficiales.

Si no hay reseñas de clientes en ningún sitio, eso es preocupante. Si encuentras un gran número de reseñas negativas, es una clara señal para alejarse.

Paso 10: Debes ser proactivo a la hora de proteger tu información

Si has visitado un sitio que te ha parecido poco fiable o quieres estar al tanto de la protección de tu identidad, lo más recomendable es que utilices varias herramientas:

  • Un gestor de contraseñas para mantener tu información personal a salvo de los hackers.
  • Servicios de protección de la identidad para mantenerte a salvo en caso de infracción.
  • Monitorización del crédito para bloquear tus finanzas.

Cada uno de estos servicios ofrece otra forma de vigilar tu información personal y financiera.

ARTÍCULOS DE INTERÉS
Ir arriba