Cómo saber si un casco alemán es original o falso

Tipos de casco alemán

Los cascos alemanes tuvieron un papel protagónico durante la segunda guerra mundial. Se usó ampliamente un casco llamado Pickelhaube y el Stahlhelm. A este último se le hicieron modificaciones progresivas, que se les identificaban como “M”.

En la actualidad hay muchos coleccionistas de estos objetos. ¿Eres uno de ellos? No te dejes engañar, hoy te revelaremos cómo saber si un casco alemán es original.

casco alemán es original

Tabla de Contenidos

Modelos de cascos alemanes

Para saber si estás frente a un casco original o uno falso debes conocer cuáles son los modelos que se usaron durante la segunda guerra mundial.

Estos cascos se identifican con una M y un número. Esta cifra corresponde al año de fabricación. No es algo complicado, tan solo hay 7 modelos oficiales:

  • M16
  • M17
  • M18
  • M35
  • M37-38
  • M40
  • M42

¿Cómo eran los cascos alemanes?

Los modelos de cascos tenían prestaciones diferentes. Por ejemplo, el M37-38 lo utilizaban los paracaidistas. En cambio, el M16 fue uno de los primeros y tenía un diseño pesado que le daban un plus de protección frente a la trinchera.

Ahora bien, independientemente del modelo de casco alemán, todos tenían un liner o suspensión en su interior. Este liner era de cuero, lo cual permitía una buena sujeción del mismo, reduciendo las tallas.

Otra dato interesante es que estos cascos contaban con un código alfanumérico que se colocaba en su interior, en la zona de la nuca y en el costado derecho o izquierdo (al lado del anillo del barbuquejo).

Cabe destacar que, por cuestiones estratégicas los soldados tendían a pintar el casco, cubriendo la identificación del modelo, a pesar de ello, al raspar un poco puedes ver esta identificación, lo que garantiza que estás frente a un casco original.

Tipos de casco alemán

Cómo identificar los cascos alemanes

Los modelos de cascos alemanes fueron copiados por otros países, como Argentina, China y España, por lo que es probable conseguir un modelo sin las marcas correspondientes. Aunque se trate de un casco muy similar, no se trata de uno alemán, por lo tanto, no será valioso para un coleccionista.

A continuación, indicaremos algunas recomendaciones para identificar un verdadero casco alemán.

  • Examina el casco. Estudia las características típicas de los modelos de cada casco. Por ejemplo, el M16 (construido en 1916) tiene unas zapatas de acero en cada lado.
  • Inspecciona el revestimiento. Estos cascos cuentan con información de su fabricación, así pues, revisa el número de serie y el sello en el barboquejo.
  • Observa las insignias. Aunque estos cascos fueron hechos para los militares, la verdad es que muchos civiles los usaron para defender sus casas. Se imprimieron insignias con impresoras en forma de etiquetas que se cubrieron con laca resistente.

Recomendaciones para no caer en estafas

¿Eres un coleccionista de cascos alemanes? Debes saber que las condiciones de la guerra eran extremas, por lo que estos cascos tenían un uso regular, por lo tanto, presentan gran desgaste.

A continuación, te ofrecemos algunas sugerencias para no ser timado.

  • Etiqueta. Si la etiqueta del casco que deseas adquirir es frágil, entonces debes desconfiar, ya que los originales tenían insignias con estándares de alta calidad. Las calcomanías que indican a qué arma pertenecían eran muy difíciles de remover.
  • Pintura. Estos cascos cuentan con casi un siglo de antigüedad, por consiguiente, los cascos deben tener una apariencia de desgaste. Si la pintura del mismo está perfecta o incluso no tiene raspaduras, entonces se trata de una estafa. Un casco original debe tener abolladuras o defectos por la intemperie.
  • Alineación. Al mirar un casco alemán original debe haber indicio de uso, esto significa que el soldado quizás hizo algunas reparaciones en la zona de sudor. Verifica este aspecto.
  • Precio. Un casco original no es barato, así pues, desconfía de “ofertas increíbles”, porque probablemente se trata de una estafa.

En conclusión, conseguir un casco alemán original no es una tarea sencilla. Es necesario conocer a profundidad las características de cada modelo. Al adquirir un casco debes preguntarte con honestidad si de verdad piensas que alguien usó el casco. Las imperfecciones de este tipo de objetos es un factor decisivo para certificar su autenticidad.

ARTÍCULOS DE INTERÉS
Ir arriba